Pechugas de pollo a la mostaza con salsa de cebolla. Receta rápida

Estas pechugas de pollo a la mostaza con salsa de cebolla es una receta muy fácil y rápida de preparar ideal para comer a diario. Verás qué sabor, encantará a todos. Es mejor que utilices filetes un poco gorditos para que la carne quede más jugosa. Ésta es una de esas recetas que, aunque muy económica, no dejará a nadie indiferente porque la salsa está para no dejar de mojar pan. Si tienes niños en casa, les encantará esta receta. Puedes dejarla preparada el día anterior y calentarla antes de servir. También es una buena opción para comer fuera de casa.

Ingredientes

500 g de pechga de pollo en filetes

100 g de panceta o bacon

1 cebolla

500 g de patatas

100 ml de coñac o vino blanco

3 cucharadas de harina de trigo

172 cucharadita de pimentón dulce

Mostaza a la miel

Sal

cebollino

Aceite de oliva virgen extra

350 ml de caldo de pollo

Pechugas de pollo a la mostaza con salsa de cebolla. Receta rápida: videoreceta

Pechugas de pollo a la mostaza con salsa de cebolla. Receta rápida: preparación de la receta
1.- Pica la cebolla bien fina ayudándote de un cuchillo afilado. Reserva la cebolla hasta el momento de usarla.

2.- Prepara las pechugas. Pinta con miel todas las pechugas ligeramente ayudándote de un pincel de cocina.

3.- Prepara el rebozado. Pon en un bol tres cucharadas generosas de harina de trigo y media cucharadita de tamaño café de pimentón dulce. Mezcla bien.

4.- Reboza las pechugas. Pasa cada una de las pechugas por la harina.

5.- Fríe los filetes. Pon abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén al fuego. Fríe, a fuego vivo, los filetes cuando el aceite esté caliente y hasta que queden doraditos por las dos caras. No importa que por dentro queden algo crudos porque se acabarán de hacer con la salsa. Retíralos a un plato cuando estén marcados por los dos lados.

Pechugas miel y mostaza

6.- Fríe el bacon, cortado en daditos, en el mismo aceite. Retira el bacon a un plato cuando empiece a chispear. Sofríe en el mismo aceite la cebolla a fuego medio durante 10 minutos. Añade el coñac o brandy cuando la cebolla empiece a dorarse. Si no tienes coñac puedes usar vino blanco. Deja que reduzca el alcohol y añade los filetes. Cubre con el caldo de pollo o con caldo de verduras o carne. Sazona al gusto. Añade la panceta cuando hierva el caldo y cocínalo durante 10 minutos a fuego bajo. Añade un poco más de caldo si ves que la sala espesa mucho.

7.- Retira la sartén del fuego.

8.- Prepara el acompañamiento. Puedes acompañar las pechugas con unas patatas fritas en dados. Corta las patatas en dados y fríelas en abundante aceite de 10 a 15 minutos. Para que te queden muy tiernas por dentro y crujientes por fuera, cocínalas a fuego lento y luego sube el fuego. Retíralas a un plato con papel absorbente cuando estén doradas.

Mi consejo para preparar estas pechugas de pollo a la mostaza con salsa de cebolla:
Puedes acompañar estas pechugas de pollo a la mostaza con salsa de cebolla con patatas fritas, champiñones al ajillo, con verduras al vapor o incluso con un arroz blanco. Tendrás un plato muy completo y perfecto para una comida o cena.

Mi recomendación:

Si te gustan las recetas de carne fáciles, echa un vistazo a estas que te propongo. Te sirven tanto para diario como para celebrar y, a parte de ser muy rápidas y fáciles de preparar, no dejarán a nadie indiferente.

fuente: https://cocina.facilisimo.com/pechugas-de-pollo-a-la-mostaza-con-salsa-de-cebolla-receta-rapida_2391653.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies